7 de julio: Día Mundial del Suelo

VOLVER

El suelo está lleno de vida. Te contamos qué maravillas hay bajo tus pies.

 

- El suelo almacena el 10% carbono del mundo, más que toda la vegetación terrestre y la atmósfera juntas. Cuando se laborea o remueve el suelo, parte de ese carbono se libera, como CO2, a la atmósfera.


- La siembra directa (sembrar directamente sin remover el suelo sobre los residuos del cultivo anterior) se combina muy bien con los cultivos transgénicos y brindan al suelo múltiples beneficios.


- El suelo alberga miles de millones de microorganismos vivos que reciclan material orgánico para mantener la fertilidad y apoyar el crecimiento de las plantas. Una taza de suelo puede tener 7 mil millones de bacterias (el equivalente a la población humana mundial).


- Hacer un manejo adecuado de los suelos es clave para mantenerlos vivos y disminuir la erosión, y poder gozar de su productividad a lo largo de los años. La labranza reducida ayuda a mantener la capa superior del suelo saludable y productiva.


- ¡Cuidemos el suelo! Toma siglos tener un suelo fértil, con buena estructura y concentración de nutrientes, lo cual es crucial para el crecimiento de los cultivos. 


 

VOLVER